Entradas

ITINERARIO PARA LA VIDA MATRIMONIAL

Imagen
El próximo domingo 26 de junio de 2022 concluye en Roma el Año de la Familia Amoris Laietitia . A lo largo de este tiempo nos hemos hecho eco en este blog de algunos de los temas que nos ha llamado la atención para ser publicados. Para la conclusión de dicha convocatoria, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha editado ITINERARIO PARA LA VIDA MATRIMONIAL un documento muy importante para los matrimonios, incluyendo los matrimonios que siguen sumando años como aquellos que están en crisis. Para todos, la Iglesia Católica ha propuesto Una pastoral renovada para la Vida Conyugal . Es un documento para leer, estudiar, compartir, discutir, pensar, reflexionar entre los esposos, y también para pedir a los expertos ese acompañamiento tan necesario para ir alimentando con el amor de Dios el amor entre los cónyuges.  Y puede resultar una buena actividad para este verano. Bajo una palmera y un refresco, se puede hablar y debatir también sobre el Matrimonio con otras personas.

La Adoración Eucarística por nuestras calles

Imagen
En toda la Iglesia Universal este jueves 16 de junio de 2022 se celebra la festividad eucarística del Corpus Christi, que por razones humanas se trasladó al domingo siguiente. Es la fiesta grande de la Adoración Eucarística, es la transubstanciación del pan en el Cuerpo de Cristo, tal como lo estableció Jesucristo en la última cena ante sus elegidos discípulos para ser sus apóstoles y propagar el Evangelio por todo el mundo. En la tradición cristiana se engalanan las calles con pétalos de flor formando dibujos preciosos en el asfalto por donde se hace la procesión del Cuerpo de Cristo en volandas y bajo palio, con todos los honores, por tratarse de Jesús, la segunda persona de la Santísima Trinidad Beatísima. No obstante, en muchos lugares de origen cristiano pero paganizado se siguen engalanando las calles con pétalos de colores, pero para ganar premios municipales o de otro orden, luciendo a los Gigantes y Cabezudos en lugar de a Jesús. Bien es verdad que se están recuperando las p

La santa misa es la vida de Cristo

Imagen
  Hemos leído en estos días en el Salmo de la misa DIOS ES EL REY DEL MUNDO , texto que corresponde al salmo 46 del Libro de los Salmos atribuido al Rey David. Es decir, por encima de Dios no hay nada ni nadie, Él es el principio y el fin, el Alfa y Omega de todo lo creado. En la santa misa se hacen muchas afirmaciones sobre Dios, no hay dudas en los textos del Evangelio, de la Biblia, hay peticiones, alabanzas, invocaciones, acción de gracias y de perdón constantes. La misa no es una conmemoración nuestra, es vida de Cristo y por muy bella que sea la celebración, saliendo por la puerta de la iglesia a la que hayamos acudido a la misa, nos ha de llevar a Cristo. Si no es así, de poco habrá servido. Cristo es el núcleo de nuestra esperanza, por ello podríamos hacernos las preguntas, el examen, si existe coherencia entre nuestra propia vida y Cristo, ¿A qué me ha llevado la Palabra de Dios? ¿Doy testimonio? ¿Doy esperanza a los demás? ¿Me paro para hablar con los demás y hablarles d

Jornada de ayuno y abstinencia por la Paz : Miércoles de Ceniza

Imagen
 

Jesús es la Sabiduría de Dios

Imagen
  En el segundo domingo del Tiempo de Navidad, el texto del Evangelio (San Juan 1,1-18) es el siguiente:   "En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe. En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. Éste vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él. No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz. La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre; la cual no nació de sangre, ni de deseo de hombr

Cristo, rey del Universo y de mi corazón

Imagen
  Hoy ha celebrado la Iglesia Universal la fiesta de Cristo Rey, la gran fiesta con la que finaliza el Año Litúrgico, por ello el Domingo siguiente será el Primer Domingo de Adviento. A modo de reflexión, de examen ¿Optamos por seguir a Cristo en ese camino hasta su reino? Es probable que veamos en nuestro interior y en nuestras actitudes que no le seguimos bien pues nos cuesta entender su reinado. En el Evangelio de hoy leemos el diálogo que mantuvieron Cristo y Pilato, pues este había percibido algo especial en Cristo, su fuerza interior. Cristo le dijo que su reino no es de este mundo pues si lo fuera su guardia lo habría liberado. A pesar de ello, Pilato no cambió, no hizo nada. Nosotros muchas veces también no hacemos nada por ser mejores, por ser santos, por cumplir aquellos propósitos que habíamos pensado para alcanzar una pequeña meta en nuestra entrega a Dios, como laicos. No obstante, siempre estamos a tiempo de rectificar nuestros actos y nuestras intenciones. Recordemos

La visión beatífica de Dios

Imagen
Hoy, 1 de noviembre, es un día de gran júbilo. El cielo está de fiesta pues celebramos de la mano de la Iglesia, que es Madre y Santa, la Festividad de todos los Santos. Por un lado, aquellos santos que a lo largo de los siglos la Iglesia ha elaborado la Causa de los Santos, los ha proclamado así y constan de esta manera en el santoral. Y por otro, celebramos todos aquellos santos que están en el cielo y de los que no hubo proceso de canonización pero que lucharon por su santidad hasta el momento de su muerte material, la de su cuerpo. Allí en el Cielo (que es un estado del alma) todos ellos gozan de la visión beatífica de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, tres Personas distintas y solo un Dios verdadero. Nosotros, todos nosotros, podemos proponernos con la ayuda de los sacramentos y en definitiva con la Gracia de Dios, iniciar nuestro camino de santidad en nuestra vida ordinaria, sea cual sea y estemos donde estemos. La llamada a la santidad nos la hace Dios a cada uno indi